Los fragmentos (II)

Dos. Los fragmentos.

Está lloviendo, y acabo de darme cuenta.

Los fragmentos. La cosecha. Las preguntas.

Los fragmentos

Podría pasarme horas mirando los fragmentos. Horas. Colecciones de fotografías, papeles tachados, compactos con canciones que me suenan, abalorios mordidos por el óxido, polvo, figuras viejas… Sé que hay una sábana invisible que envuelve a todos estos objetos y, sin embargo, no consigo adivinar su tejido. Los fragmentos, en su paciente descanso, no se miran, y hasta parecen ignorarse. Pero, ¿cómo iban a hacerlo? Eso sería imposible y, solo es cuestión de tiempo que atrape uno de los vértices de la sábana y desenvuelva la incógnita. Mientras tanto, sigo mirando los fragmentos. Sentado. Durante horas.

Leer más “Los fragmentos (II)”