Cartas encontradas (II): quién busca

Cartas encontradas (II)

Hay cosas que llaman la atención porque alguien pone el dedo sobre ellas. Otras, porque a veces, la suerte guiña un ojo y una lágrima de luz pues, las hace visibles donde todos eran medianoche. Algunas veces, el trabajo premia los esfuerzos y otras, los castiga. Creo que he visto a los callos de las manos estrangular a sus ansias de éxitos con el grito del que tiene prisa, convirtiendo todas sus posibilidades en un perfecto e incuestionable cero a la derecha. En definitiva: pueden pasar muchas cosas que hagan que otras llamen la atención por encima de las demás, y tampoco tiene sentido que uno se pierda en enumerarlas todas. O sí. Reconozco que está carta que hoy transcribo, me llamó la atención porque estaba sobre el techo de un contenedor de basura el día más caluroso del verano. La llamé la carta del que busca, y su subtítulo podía haber sido perfectamente y a saber lo que se encuentra, aunque quizás no lograsemos llegar a un acuerdo, claro. A mí me llamó la atención, la verdad, a ver que os dice a vosotros.

Del que busca

A mi:

Leer más “Cartas encontradas (II): quién busca”

La cosecha (III)

Tres. La cosecha.

Está lloviendo, y acabo de darme cuenta.

La cosecha. Las preguntas. Los fragmentos.

La cosecha

Muchas son las cosechas. Muchas. Y también lo son sus signos. Nunca ha hecho la llegada de septiembre para que se puedan recoger sus frutos. Desafortunadamente, siempre existe una cosecha.

Leer más “La cosecha (III)”

Cómo haremos

Cómo haremos

Otra vez
brotan clavos de mis manos
cuando empiezo a acariciarte.

Perfil de severidad infinita.
Cómo haremos
para retener lo que liberamos
al comienzo.
Esa voz en luz perpetua.
Cómplice. Ingenua.
Esa voz en perenne floración
que no queda
ni para mojarme los labios
con rocío.

Cómo haremos.
Otra vez brota la sed
de mis párpados
cuando me siento a mirarte.
Y voy hacia el Sol
y quiebro las ventanas
de tu pecho
con mis miedos al contraste
mientras mis ramos se tuercen
en un sinsentido.

Y no entiendo
como haremos,
cuando tú me quieres hiedra
y en el temblor de mi vientre
observo que debo podarme.
Cuando crezco
yo la luz no puedo verla.
Y en mi noche brotan clavos
y puñales.

Uno que camina

Adónde marcharán

Adónde marcharán
las alas que no tuve,
las plumas que me manchan,
adónde se las llevan.
Adónde escaparán
los vuelos y las nubes,
los vientos y la risa,
la luz de luna nueva.

Porque ya no descanso
y el múltiple crisparse
de mi pecho
prolifera
sin temor a las fronteras,
a pactos o armisticios.

¿Cuándo decidí yo ser el temblor de un trino?

Mi pulso se tuerce
en el innombrable flujo
de esta inconstancia
de mí mismo.
Un absoluto meandro
en el vacío.
¿Conoces esa forma
en que las cosas se vierten
inevitablemente
sin que nadie las sienta?
Pues a mí se me escurren
los sentidos de la mano
y me quiebro en mil pedazos
si de pronto acude el frío.

Tan incapaz de mí
y de pesarte
que no quiero herir
una llaga de tu tiempo.
No tengo ni dianas
ni flechas,
ni soy arco
ni puerta
por la que cruzar o fugarse.
Atravesado descanso.

Adónde marcharán
las ansias que no tuve,
las cartas que me manchan,
adonde se las llevan.
Adónde escaparán
las letras y las nubes,
las marcas en el cielo,
la luz que no me queda.

Antonio Navarro (inédito)

Otros poemas inéditos en el blog:

Cuál es: https://angelesycondenas.wordpress.com/2020/07/09/cual-es/

Lluvia y sueño: https://angelesycondenas.wordpress.com/2020/08/10/lluvia-y-sueno-san-lorenzo/

Adónde marcharán: https://angelesycondenas.wordpress.com/2020/06/17/adonde-marcharan/

 


Atentamente

Uno que camina

Las preguntas (I)

Uno. Las preguntas.

Está lloviendo, y acabo de darme cuenta.

Las preguntas. Los fragmentos. La cosecha.

Las preguntas

Las preguntas siempre se anticipan a mis pasos. Siempre hay ruido. Parece raro, pero, creo que nunca me he acercado a algo sin preguntarme antes acerca de su naturaleza. Y es raro pero, cuando pasa, pronto han acudido a mi las preguntas, inquietas, como un crío al que no le prestan atención. Las pocas cosas que se me han presentado de sorpresa siempre han tenido que ver con la música e incluso a estas suelo escrutarlas al desvanecerse.

Leer más “Las preguntas (I)”