Nana

Nana

En un murito dejé
un pedacito, un latido,
por si quisieras volver
otro verano conmigo.

Si lo tomase otra vez
habría brotado un castillo
y las nanas de tu piel
me brindarían cobijo.

En aquel muro bordé
un refugio compartido.
Juntos, ángel, un edén.
Nuestra orillita del río.

*Foto tomada por Arena en una autopista cántabra.

Atentamente

Uno que camina

Arena (Ángeles y Condenas)

Arena (Ángeles y Condenas)

Plaza del Dos de Mayo.
Verano olvidado.

Este poema es tuyo.

A ti al fin que hablas claro
y no vistes de tinieblas.
Y a la curva de tus labios
que cosió lienzos de perlas.

A ti, princesa gitana,
jinete de palomas negras,
hilandera de destinos
y verdugo de promesas;
te dije que no mentía,
que la risa es flor de pena,
que los sueños son de niños,
y que me conservases cerca.

Y en el último momento,
mirándote muy de cerca,
te entregué mi dulce sueño
para descansar mis penas.

Pero niña mía al resto…
debiste prestar orejas.
Ahora, tus ojos de cobre
brillan de cólera negra
y mi falta les devuelves
para aligerar mis deudas.

Pero niña, es el momento,
no ocultaré la respuesta.
Aquí, te doy mi secreto…
Amor rima con arena.*

Antonio Navarro Vázquez


*Pieza incluida en mi poemario “Ángeles y Condenas” que podéis encontrar en versión digital en Amazon. Podéis contactar conmigo para obtener un extracto para probar antes de sumergiros en la obra. Os dejo aquí el link y la posibilidad de adquirir el libro en su formato físico con solo hablarme.

**El lienzo de portada es Puesta de Sol en el desierto de George Hutton Hunt.

Os dejo por aquí el enlace al poema recitado en Soundcloud. Allí podréis encontrar los 8 primeros poemas del poemario. Id y daos una vuelta cuando el tiempo os deje.

Vuestro.

Atentamente,

uno que camina

Otros poemas de Ángeles y Condenas:

Himno: https://angelesycondenas.wordpress.com/2020/08/12/himno-angeles-y-condenas-2/

Condena: https://angelesycondenas.wordpress.com/2020/08/04/condena-angeles-y-condenas-2/

Para ti robé: https://angelesycondenas.wordpress.com/2020/07/27/para-ti-robe-angeles-y-condenas/

Villanela a las Fiestas de Ocaña

Villanela a las Fiestas de Ocaña

Amaneció un día bonito. Hace unas semanas, hablando con el director del periódico de mi pueblo, José Rubiales, supe que uno de mis poemas iba a aparecer en el Perfil de Ocaña. José me animó a que le enviase unos versos inspirados en las Fiestas Patronales que este año no iban a poder oficiarse. Las fiestas, que se celebran en la semana del 8 de septiembre, conmemoran la figura de la Virgen de los Remedios, patrona de la Villa de Ocaña. Durante estos días, de los balcones ondean banderas azules y blancas, semblanzas de la Virgen, y cientos de luces colorean las calles y plazuelas de mi pueblo. La efervescencia que hoy se ausenta en nuestras vidas, florecería más que nunca si este virus no nos cercara con su inminente silencio. Pero esto es lo que tenemos.

Leer más “Villanela a las Fiestas de Ocaña”

La voz (paisaje)

La voz y el canto

A veces sueño con que canto en la vereda. Sueño que canto sin voz, la que no tuve, con las alas de mi ángel cubriéndome la silueta y con un freno sobre el tiempo y sobre el cuerpo de las cosas. Recostándome en los márgenes de todo. A veces sueño con que no hay nada más que un suelo infinito de piedras irregulares y que la espuma del mosto se derrama en vasos de cal pringando de risa la silueta de las cosas. Cómo se habita una casa. Sueño con ese perfume de alacena cerrada liberando su densa espera sin prisa sobre mi olfato. Como quien narra una historia sin trama. Como el que muestra con un gesto un paisaje. Como quien se tiende y no aguarda a nada. A veces sueño con tanto, pero… ¿qué hay tatuada en la espalda de los sueños?

Leer más “La voz (paisaje)”