Francesca Woodman: alma sin contornos

Francesca Woodman: alma sin contornos

Hoy, Arte. La semana pasada acudí la Fundación Canal para visitar On Being An Angel, una exposición que recoge cerca de 120 obras de una fotógrafa sin igual: Francesca Woodman.

Francesca Woodman (1958-1981) es una de esas personalidades que no pasan desapercibidas. Un alma sin contornos definidos. Hija de artistas plásticos, Woodman creció en un entorno artístico que determinó su visión del mundo tanto plástica como lírica. Para ella crear no era solo un hacer, sino una forma de pensar. A través de su breve, pero intensa producción, la artista nos muestra su interpretación de la realidad a través de su técnica y experimentalismo fotográfico. La joven se quitó la vida arrojándose del ventanal de su piso en Nueva York con solo 23 años.

Francesca Woodman alma sin contornos
“Being an Angel” Francisca Woodman© Fundación Canal

La exposición consta de 102 fotografías distribuidas en 6 secciones (más una de autorretratos untitle) y 6 cortometrajes. Sin más preámbulos, os dejo unos apuntes sobre mis impresiones de la exposición.

Lenguaje y temáticas

El Arte genuino, ese arte que funciona y afecta a toda su audiencia sin discriminar por nivel educativo, es aquel que vincula la forma y el contenido de una manera tan estrecha que a uno le da la sensación de que esa cosa solo podía ser contada de esa manera. En el arte genuino, fondo y forma son uno sólo. Son inseparables.

El lenguaje empleado por Woodman es un lenguaje transgresor, desinhibido y minimalista. El ároma del surrealismo se percibe en el uso de sus símbolos. En sus fotos, ella es el foco, y ella es quién se expone al bisturí de su análisis artístico. Su cuerpo, al desnudo, se deshace de los valores imputados por su condición de cuerpo (cárcel del alma y la identidad) y de mujer (cuerpo no normativo, cuerpo alejado del valor de identidad y dignidad con el que nacemos los hombres). A través de su cuerpo, Francesca cuestiona y problematiza los límites de su identidad en particular y de la Identidad en general. Su alma comienza a desligarse de sus contornos.

Elementos

  • El cuerpo (y el nombre) como texto y materia artística. Ambos dibujan las fronteras de nuestra identidad y nos empujan a actuar según tendencias determinadas.
  • Juegos de luz y sombra, herencia de influencias góticas y barrocas, que aplicados sobre el espacio y el cuerpo, contribuye a consolidar el protagonismo del cuerpo en su obra.
  • A través de objetos como espejos (deformados y en diferentes ángulos) y máscaras, Francesca problematiza la realidad convencional. Qué es más real: ¿la imagen distorsionada del nombre y el mundo, o ese reflejo torturado que elaboramos interiormente y escapa a las cadenas del nombre?
  • El uso de espacios diáfanos y vacíos, mínimamente ocupados por objetos concretos (papel de pared, agua, tiza, paraguas) que construye ese lenguaje de soledad del alma en la superficie del mundo, en el que cohabitamos con sus reflejos deformados (valores, roles, nombres) y la represión inhibida del yo, a la que inevitablemente conducen.
Francesca Woodman alma sin contornos
Francesca Woodman, Angel. Copyright: © Fundación Canal, Copyright: ©Courtesy Charles Woodman, The Estate of Francesca Woodman

Francesca es una de esas personalidades que desprende una conciencia total sobre su obra. Su lenguaje agrede tanto al espectador como probablemente hiciera con ella misma. Objetos que deforman, máscaras, reflejos, sombras, rostros que se ocultan… todo en busca de atentar contra su cárcel. Su lenguaje es un reto a los límites, a las fronteras. Ya sean impuestas… o propias.

El nombre. El cuerpo. La cárcel

No quería terminar el artículo sin hablaros de una cosa. Si tenéis la oportunidad de ir a la exposición, os recomiendo que paséis por la sala donde proyectan los films en los que se ve a Francesca preparar los escenarios de sus fotografías: Es sin duda un emotivo e inquietante testimonio de la construcción de su espacio creativo.

El film que más llamó mi atención fue uno en el que la artista se envolvía en papel, escribía su nombre, lenta, casi dramáticamente, para luego rasgarlo y atravesarlo con su cuerpo. Casi parecía que al hacerlo estuviera atravesando las puertas que ocultan la Libertad. El alma manifiesta su anhelo de rasgar sus falsos contornos. A través de este gesto, Woodman condensa uno de los mensajes más relevantes de toda su producción: nuestro nombre, símbolo y cripta de la identidad real, entorpece la obtención de la realización individual.

Francesca Woodman Fundación Canal Muerte del concepto
Los conceptos matan.”Untitle” Francesca WoodmalCopyright: © Fundación Canal

¿No sería ese gesto un anticipo de aquel en qué Francesca se dejase caer por el ventanal de su piso en Nueva York?

En cualquier caso, no perdáis la oportunidad de acudir a esta magnífica exposición que hasta el día 5 de enero estará en Fundación Canal para el disfrute de todos. Quizás yo me equivoque y podáis mostrarme otras cosas.

Atentamente,

Uno que camina.

 

 

Autor: Antonio Navarro Vázquez

De la arcilla, la madera y el trigo. Hijo de muchos cantares. Padre de algunas pasiones. Mi hoguera

Un comentario en “Francesca Woodman: alma sin contornos”

  1. Me ha gustado, sigue así,te irás desarrollando como escritor y como persona, eso hará que tus escritos nos muestren tu mundo particular y eso te hará feliz, estoy convencida.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s